Avulsión

Avulsión por traumatismo dental: Como proceder.

Una de las urgencias odontológicas más común es la avulsión por traumatismo dental, es decir, la pérdida total de un diente (pieza entera) por motivos ajenos a enfermedades bucales.

Lo que la mayoría de la población desconoce, es que siguiendo una serie de rápidas actuaciones, estas piezas en un número alto de casos se pueden reimplantar, previa exploración y valoración del especialista en odontología.

La edad de mayor riesgo de sufrir avulsión por traumatismo dental se sitúa entre los 5 y 12 años aproximadamente, aunque tampoco carecen de riesgo los bebés en la etapa en la que están empezando a dar sus primeros pasos, las personas mayores y las que tienen algún problema de movilidad.

Cuales son las causas de la Avulsión.

Las causas más comunes para que esta situación ocurra son las siguientes:

  • Caídas accidentales (todas las edades).
  • Práctica de deportes de contacto o de riesgo (más común en niños y jóvenes).
  • Accidentes con patines, monopatines, bicicletas etc. (también más común en niños y jóvenes).

Como proceder en caso de Avulsión.

En cuanto a cómo proceder ante una situación de estas características, hay que tener en cuenta que el factor clave es la rapidez de actuación, ya que así habrá más probabilidades de éxito para reimplantar la pieza.

  1. En primer lugar, si la avulsión dental la sufre un niño, el adulto o adultos que estén junto a él o ella deben intentar mantener la calma para no poner nervios@ al pequeñ@.
  • En segundo lugar, recoger la pieza con el máximo cuidado intentando no tocar la raíz.
  • Guardar en un entorno húmedo como suero fisiológico o leche. Aunque veamos que está excesivamente sucia, no limpiar con productos como agua oxigenada o alcohol.
  • Intentar acudir al odontólogo lo antes posible, antes de que pase como máximo una hora, ya que así habrá más posibilidades de poder reimplantarlo.

Realmente, la mejor manera para mantener la pieza en las mejores condiciones, sería  colocándola en la cavidad de su hueco original y ejercer una suave presión con los dientes adyacentes para que quede sujeta, pero en el caso de los niñ@s entendemos que esta maniobra es más complicada, por lo que la forma de proceder anterior sería igualmente válida a la hora de poder reimplantar la pieza perdida.

Par intentar aliviar las molestias de la zona afectada podemos aplicar compresas o pañuelos fríos en la boca y encías para calmar el dolor y si hay excesivo sangrado, controlarlo mediante la presión con una gasa.

Las pérdidas de piezas por avulsión por traumatismo dental son muy difíciles de prevenir, pero en el caso de la práctica habitual de deportes de riesgo o de contacto, podemos recurrir a los protectores bucales para evitar posibles lesiones en los dientes como consecuencia de una colisión (férulas especiales para deportistas).

En CORREAL DENTAL estamos para lo que necesitéis, no dudéis en consultarnos cualquier duda sobre este o cualquier otro tema.