embarazo

Cuidados dentales que se deben realizar durante el embarazo

Durante el embarazo se producen una serie de cambios hormonales y fisiológicos que además de afectar a la salud en general de la madre, también pueden afectar a su salud bucal, por lo que cualquier mujer embarazada debería seguir una serie de cuidados dentales mínimos durante el periodo de gestación.

Enfermendes durante el embarazo.

Las enfermedades dentales más comunes asociadas al embarazo son inflamación de encías (gingivitis) y aparición de caries, pero cada vez hay más estudios e investigaciones que demuestran que una mala salud bucal durante el periodo gestacional suele estar asociada a otro tipo de problemas mucho más serios como partos prematuros, bajo peso en bebés al nacer y mayor riesgo de preeclampsia (hipertensión arterial).

No teniendo ningún tipo de síntoma, los cuidados que se deben realizar no deberían ser distintos a los de su rutina diaria antes del embarazo, es decir, cepillado todos los días durante aproximadamente 2 minutos después de cada comida, uso de hilo dental, etc.

Lo que si se aconseja es realizar una primera visita al odontólogo especialista durante el primer trimestre del embarazo para comprobar que todo marcha correctamente, y en el caso de detectar cualquier anomalía, corregirla lo antes posible.

Si no se detecta ningún problema, la siguiente visita debería realizarse en el tercer trimestre de gestación, con la misma finalidad que la primera.

Sintomas para acudir al especialista

¿Cuáles son los síntomas ante los que una mujer embarazada debe acudir lo antes posible al especialista? Pues básicamente los mismos que cualquier otro sector de población:

  • Inflamación y sangrado
  • Problemas al masticar.
  • Sensibilidad dental.
  • Movilidad dental.
  • Sequedad en la boca.
  • Mal aliento (halitosis)

Existe gran desinformación en cuanto a cuales son los tratamientos dentales que una mujer embarazada se puede realizar durante el periodo de gestación.

En principio, siempre tomando las adecuadas precauciones, no habría ningún problema en efectuar cualquier tratamiento denominado como habitual, como  son las limpiezas bucales.

A la hora de otro tipo de tratamientos que requieran realizar radiografías, utilizar anestesia u otro tipo de medicación, lo mejor es consultar con el especialista para analizar cada caso particular y determinar si existe cualquier tipo de riesgo para la paciente y/o su bebé.

En conclusión, una buena salud de la madre es parte esencial y fundamental para el buen desarrollo del embarazo.

En Correa Dental siempre estamos disponibles para atender vuestras consultas y aclararos cualquier duda.