Cuidados después de la colocación de implantes dentales

El post-operatorio tras la realización de una cirugía de colocación de uno o varios implantes dentales no tiene por qué tener complicaciones, aunque sí es común que aparezcan algunas pequeñas molestias durante las primeras horas en la zona afectada.

Para tratar de evitar en la medida de lo posible la aparición de estas molestias, es muy importante la colaboración del paciente, que debe seguir unos mínimos cuidados después de la colocación de sus implantes dentales.

Aunque las recomendaciones serán personalizadas a cada caso y paciente en función de la cirugía realizada, siempre hay unas pautas generales de cuidados e higiene, para asegurar una correcta recuperación:

  • No tomar alimentos hasta recuperar la sensibilidad después de la cirugía, y posteriormente ingerir preferentemente alimentos fríos (aunque no demasiado), evitar alimentos duros, y tratar de no masticar por la zona intervenida.
  • Olvidarse totalmente del tabaco y el alcohol, ya que con estos malos hábitos puede haber más posibilidades de que surjan complicaciones.
  • Durante el tiempo recomendado por el especialista, evitar cepillar la zona donde se ha realizado la intervención y  posteriormente realizar los cepillados con suavidad y delicadeza.
  • Realizar enjuagues con agua tibia y sal o con colutorios que contengan clorhexidina para evitar la aparición de bacterias.
  • Evitar la realización de ejercicio físico que implique grandes esfuerzos, sobre todo durante la primera semana, ya que puede dar lugar a la aparición de sangrados y/o inflamación.
  • Evitar tocar el implante con la lengua y muchísimo menos con los dedos, ya que puede dar lugar a  infecciones.
  • En caso de inflamación o grandes molestias utilizar los analgésicos y/o antiinflamatorios recetados por el especialista durante el tiempo que nos haya indicado.
  • Aunque todo haya salido bien y no se haya tenido ninguna molestia fuera de lo común, acudir a las visitas establecidas por el especialista es muy importante, ya que el aparte de revisar cómo va todo el proceso, comprobará si estamos siguiendo correctamente las medidas de cuidados e higiene.

No obstante si antes de la primera revisión establecida se tiene algún tipo de síntoma o molestia fuera de lo normal, como abundante y continuado sangrado, dolor intenso que no desaparece con la medicación prescrita, inflamación o reacción a algún medicamento, es muy importante acudir lo antes posible a la clínica donde nos hemos realizado la intervención para que valoren que es lo que ha producido cualquiera de las complicaciones anteriores.

La higiene y cuidados bucales con unos dientes implantados debe tener todavía más importancia si cabe que con los dientes naturales, ya que así nos estaremos asegurando que perduren en nuestra boca el mayor tiempo posible, preferiblemente el resto de nuestra vida.