El Bruxismo

El Bruxismo

¿Qué es?

El BRUXISMO es comúnmente conocido como rechinar de los dientes de forma involuntaria o inconsciente, y hoy en día es un problema cada vez más común en el ámbito dental.

Aunque también se da durante el día, lo más habitual es que el bruxismo se presente por la noche, cuando estamos descansando y no somos conscientes de que estamos apretando la mandíbula o rechinando los dientes, lo que hace que sea más difícil de controlar.

¿Cómo saber si se sufre de bruxismo?

Muchos pacientes acuden a la clínica dental desconociendo que sufren esta dolencia y es en el transcurso de una revisión rutinaria cuando el especialista lo diagnostica al detectar un desgaste inusual en las piezas dentales.

Otras veces, los pacientes ya están alerta sobre que pueden sufrir este problema al tener los síntomas que lo identifican:

  • Dolor en la boca: dientes, encías, mandíbula, desgaste o rotura de piezas.
  • Dolores cervicales, dolores intensos de cabeza.
  • Sensibilidad dental ante ciertos alimentos.
  • En casos más graves, puede provocar insomnio.

Y otras veces son alertados por alguien de su entorno que ha notado como rechinan los dientes y el ruido que producen al dormir.

Pero ¿Qué es lo que causa el bruxismo?

La causa principal y más común es el estrés, aunque puede haber otros factores derivados de problemas en la boca (mordida anormal, dientes torcidos, falta de dientes) o problemas con los hábitos de sueño (insomnio).

Hay otro tipo de causas derivadas del estrés como nerviosismo, ansiedad o incapacidad para relajarse y otras derivadas de los malos hábitos alimentarios.

El Bruxismo

Tratamientos

En primer lugar, el especialista deberá estudiar el caso concreto y comprobar el alcance del problema mediante la realización de una exploración completa.

Una vez confirmado el diagnóstico, el tratamiento más común para el bruxismo es la utilización de protectores dentales y las férulas de descarga, que suelen emplearse por la noche, mientras el paciente está durmiendo.

El objetivo es conseguir reducir las molestias y evitar consecuencias más graves, como desgaste en los dientes, dolores musculares o cefaleas severas, entre otros.

Consejos para intentar reducir el bruxismo.

  • Intentar reducir el estrés y dormir las horas recomendadas.
  • Tener cuidado con la alimentación, sobre todo, evitar el azúcar y sus derivados..
  • Seguir todos los pasos del tratamiento que nos indique nuestro especialista.
  • Ante cualquier síntoma o anomalía acudir de inmediato a nuestra clínica dental.

Por último, comentar que el BRUXISMO no solo es un problema de adultos, cada vez es más común en los niños, sobre todo en edades comprendidas entre los 6 y los 10 años.

Ante cualquier sospecha de que puedas sufrir esta dolencia, no lo dejes pasar, pide una cita en CORREA DENTAL, para que te realicen un examen preliminar y aclaren todas tus dudas.