Grillz

La moda de los Grillz o dientes de oro

La última en apuntarse a la moda de los grillz o dientes de oro, ha sido la cantante Rosalía, pero ya anteriormente otros famosos como Madonna, Rihanna, Miley Cyrus o Beyoncé habían viralizado en algún momento este tipo de prótesis.

Pero realmente ¿Qué es esta tendencia que adorna la boca de los famosos y que hace que muchos de sus seguidores quieran imitarlos? Y lo que a nosotros más nos interesa, ¿implica algún riesgo para la salud dental?

Os damos respuesta a estas preguntas a continuación:

1. ¿Qué son los grillz?

Los grillz son un tipo de accesorios de joyería que se llevan en forma de adornos, incrustados en las piezas dentales.

Pueden ser fijos y removibles, pero realmente lo que hace especiales a los grillz y que se hayan convertido en una auténtica tendencia, es el tipo de materiales o metales con los que están elaborados.

Que van desde los más llamativos y espectaculares, como diamantes, piedras preciosas u oro hasta otros más comunes y accesibles a la mayoría de la población, como la plata.

Grillz

Se pueden personalizar y convertirse en piezas únicas, en función del trabajo que lleve su elaboración y el tipo de material con el que se hayan confeccionado.

Podemos encontrarnos prótesis que pueden llegar a costar hasta miles de euros o incluso mucho más.

2. Riesgos su utilización para la salud dental.

Partiendo de la base de que no vale cualquier joya y sobre todo que hay que tener muchísimo cuidado con las que se compran fácilmente y a un precio muy bajo por internet.

Las joyas también deben haber pasado controles de acuerdo a las normativas odontológicas para evitar el riesgo de alergias, infecciones u otro tipo de enfermedades dentales.

Aun así, siendo joyas dentro de la normativa y colocadas en centros homologados, los grillz pueden traer una serie de consecuencias muy negativas para la salud dental:

  • Rotura de dientes.
  • Pérdida ósea.
  • Afectan a la mordida.
  • Rechinado de dientes (bruxismo)
  • Dolor de cabeza o lesiones en los músculos faciales.
  • Enfermedades gingivales.
  • Formación de bacterias que pueden derivar en caries.
  • Acumulación de restos de alimentos entre la prótesis y los dientes.

Aunque desde CORREA DENTAL desaconsejamos seguir esta moda, para aquellas personas que decidan apuntarse a esta tendencia (seguramente pasajera), y quieran utilizar grillz, aconsejamos que siempre se asesoren adecuadamente y contacten con un profesional cualificado especialista en salud y estética dental.