Dientes de leche

Los dientes de leche en adultos.

Aproximadamente entre los 6 y los 12 años los niños suelen perder sus dientes de leche para dar paso a los dientes definitivos o permanentes.

Pero hay un porcentaje de la población que al llegar a la edad adulta sigue conservando uno o varios dientes de leche, es decir, nunca se les han llegado a caer, una anomalía dental que aunque parezca que no, entra dentro de las más comunes

Y como en todo lo referente a la salud dental, existen casos en los que esto nunca llega a representar ningún problema, pero en otros en los que sí sería necesario aplicar un tratamiento para evitar problemas mayores.

1.- Pero ¿Cuáles son las causas para que ocurra esto?

  • La más común es que debajo del diente retenido, a nivel de la raíz, no se está formando el diente definitivo o permanente, es decir, no existe un diente creciendo por debajo, lo que se denomina como agenesia dental.

Al no existir diente definitivo para sustituir al diente de leche, éste no se caerá y permanece en la boca.

  • Falta de espacio: debido a la mala alineación de los dientes, no hay hueco suficiente para el crecimiento de los dientes permanentes.
  • También aunque en menor medida la permanencia de los dientes en la edad adulta, puede estar asociado a componentes hereditarios y a determinadas enfermedades (anomalías genéticas).

Problemas asociados a los dientes de leche en la edad adulta.

Hay ocasiones en que los dientes de leche no causan ningún problema, aunque hay que tener en cuenta que estas piezas son menos resistentes, y por lo tanto, más propensas a sufrir caries u otras infecciones similares.

 Pero lo general es que con el paso del tiempo, sí que suelan aparecer algún tipo de complicaciones:

  • Igual que en la etapa infantil, en la etapa adulta puede llegar un momento en el que estos dientes de leche comiencen a moverse y terminen cayéndose dejando un “feo” hueco, por lo que en un primer momento surgiría un problema de tipo estético.
  • Mal alineamiento de los dientes (oclusión dental defectuosa), lo que puede originar además de problemas estéticos, problemas en la mordida e incluso en el habla (dificultad para pronunciar alguno o algunos fonemas).

2.- Soluciones para la pérdida de los dientes de leche en la edad adulta.

  • Tratamiento de ortodoncia: cerrar el espacio a través de un tratamiento de ortodoncia especial para este tipo de anomalías.
  • Para sustituir esta pieza perdida o a punto de perderse (para lo que realizaríamos primero una extracción), lo idóneo sería la colocación de un implante dental.

En CORREA DENTAL siempre buscaremos la mejor solución a través de nuestros tratamientos totalmente personalizados.