Ortodoncia infantil

Ortodoncia Infantil

La ortodoncia infantil en la actualidad es uno de los tratamientos más comunes para corregir problemas estéticos y problemas funcionales de la boca en mayores y en niños, debido entre otras causas, a la mala colocación o alineación de las piezas dentales o a defectos o deformidades en el paladar o la mordida.

¿Cuáles son las CAUSAS que pueden provocar estas anomalías dentales?

Entre las más comunes encontramos las siguientes:

  • Un excesivo uso del chupete o del biberón durante los primeros años de vida.
  • Chuparse el dedo.
  • Respirar con la boca.
  • Pérdida prematura o salida demasiado tardía de los dientes de leche.
  • Problemas al masticar o morder.

¿CÚANDO se debe comenzar el tratamiento?

Dejando claro que es el especialista el que debe tomar esa decisión, lo más común es que el tratamiento de ortodoncia infantil comience cuando el niño ya tiene todos los dientes definitivos, lo que en edad suele equivaler en torno a los 10-12 años.

Ortodoncia Infantil

También hay excepciones que hacen que sea recomendable empezar entre los 7 y los 10 años, aunque todavía no haya cambiado todos los dientes de leche.

Para determinar el momento más óptimo se realizará un estudio completo y se trazará un plan de tratamiento personalizado a cada caso.

TIPOS de ortodoncia infantil.

  • Aparatos fijos.

Los más comunes son los brackets, unas piezas metálicas que van pegadas o adheridas a la superficie de los dientes.

Fabricados con materiales metálicos o de porcelana.

Muy de moda actualmente entre los más pequeños están los brackets de colores, una modalidad en la que los niños eligen el color en el que quieren llevar las piezas.

Una forma de motivarles para que sean más receptivos y menos negativos a la hora de ponerse el aparato.

  • Removibles (se quitan y se ponen)

Este tipo de aparatos se sujetan a los molares por medio de ganchitos metálicos.

Fabricados en materiales acrílicos.

Cuantas más horas se lleva puesto el aparato, mejor suele ser el resultado, por lo que es recomendable llevarlos por la noche, mientras que el niño duerme y descansa, y durante el día una media de entre 5 y 7 horas.

¿Qué CUIDADOS se deben tener una vez ya puesto el aparato?

Si antes de llevar aparato, la higiene bucodental en niños es muy importante, una vez que se ha puesto se debe todavía prestar más atención a las medidas de higiene (cepillado minucioso de dientes después de cada comida) y a la alimentación (evitar comidas que lleven azúcares, alimentos crujientes o cítricos).