mordida abierta

LA MORDIDA ABIERTA

¿Qué es la mordida abierta y cómo tratarla?

La sonrisa es una parte esencial de nuestra expresión facial, pero ¿qué sucede cuando la mordida no es la adecuada? La mordida abierta es un problema dental común que afecta a la alineación de los dientes y la funcionalidad de la boca.

En este artículo, exploraremos qué es la mordida abierta, sus causas, cómo detectarla y los tratamientos disponibles en la odontología actual.

Mordida abierta

¿Qué es la mordida abierta?

La mordida abierta se caracteriza por un espacio visible entre los dientes superiores e inferiores cuando la boca está cerrada. Este espacio puede ser evidente en la parte frontal o lateral de la boca y puede afectar tanto los dientes delanteros como los posteriores.

Además de ser una preocupación estética, la mordida abierta también puede causar problemas funcionales al morder, masticar y hablar.

Causas de la mordida abierta

La mordida abierta puede tener diversas causas, que van desde factores genéticos hasta hábitos cotidianos. Algunas de las causas más comunes incluyen:

  1. Malos hábitos durante la infancia: Chuparse el dedo, chuparse el pulgar o usar chupetes durante mucho tiempo pueden alterar el crecimiento adecuado de los dientes y la mandíbula, lo que puede derivar en problemas de mordida abierta.
  2. Factores genéticos: La predisposición genética también puede influir en el desarrollo de la mordida abierta. Si hay antecedentes familiares de problemas de mordida, es importante prestar atención a la alineación dental desde una edad temprana.
  3. Hábitos posturales incorrectos: La postura de la cabeza y la mandíbula al dormir o durante actividades cotidianas puede ejercer presión sobre los dientes, lo que contribuye al desarrollo de la mordida abierta.
  4. Pérdida prematura de dientes de leche: La pérdida prematura de los dientes de leche puede afectar el desarrollo adecuado de los dientes permanentes y la mordida.

Detección y diagnóstico

La detección temprana de la mordida abierta es fundamental para un tratamiento eficaz. Algunos signos y síntomas que pueden indicar su presencia incluyen:

  • Espacio visible entre los dientes superiores e inferiores al cerrar la boca.
  • Dificultad para morder o masticar alimentos.
  • Problemas de pronunciación.
  • Dolor en la mandíbula o los músculos faciales.

Tratamientos disponibles

El tratamiento para la mordida abierta dependerá de la gravedad del problema y las necesidades individuales del paciente. Algunas opciones de tratamiento pueden incluir:

  1. Ortodoncia: Los aparatos de ortodoncia como los brackets y los alineadores transparentes, pueden ayudar a corregir la alineación de los dientes y cerrar la mordida abierta.
  2. Extracciones dentales: En casos graves, puede ser necesario extraer dientes para permitir que los dientes restantes se muevan y se alineen correctamente.
  3. Cirugía ortognática: En casos severos donde la mandíbula superior e inferior no están alineadas correctamente, la cirugía ortognática puede ser necesaria para reposicionar la mandíbula y corregir la mordida abierta.
  4. Terapia miofuncional: Esta terapia se centra en fortalecer los músculos de la lengua y la mandíbula para mejorar la función y la alineación de la boca.

En resumen, la mordida abierta es un problema dental que puede afectar tanto la estética como la función de la boca. Con una detección temprana y el tratamiento adecuado, es posible corregir este problema y disfrutar de una sonrisa saludable.