Dientes de leche

Caries en los dientes de leche

Actualmente, debido principalmente a las dietas ricas en azúcares, cada vez son más los niños que sufren caries en los dientes de leche.

Como losdientes de leche no son permanentes y se tienen que caer, muchas veces no se les da la importancia que tienen y se tiende a descuidar su higiene y limpieza.

Esto es un error, debemos cuidarlos como si fueran definitivos, porque juegan un papel fundamental durante todo el tiempo que están en la boca y es muy importante mantenerlos sanos hasta que se sustituyan de manera natural por los dientes definitivos.

Dientes de leche

Una buena conservación, cuidado e higiene de los dientes de leche es la base para unos dientes adultos sanos.

Y ahora la pregunta del millón

1.- ¿LAS CARIES EN LOS DIENTES DE LECHE SE TIENEN QUE TRATAR?

Y la respuesta es que , principalmente por los siguientes motivos:

  • Una caries produce dolor o molestias, y si no se trata, puede llegar a provocar otra serie de problemas bucales más importantes como infecciones, flemones o sangrados de encías.
  • Un diente temporal con caries puede dañar al diente definitivo que tiene que ocupar su lugar.
  • Los dientes de leche mantienen el espacio natural entre dientes y sirven de guías para los dientes definitivos.
  • Si un diente de leche tiene caries puede llegar a afectar a la función de masticación  de los más pequeños.

Y si el diente de leche se mueve y está a punto de caerse ¿es mejor evitar el empaste?

Al considerar la utilización de un empaste en un diente de leche es importante determinar el tiempo de vida que le queda al diente y el tamaño de la caries, y siempre debe ser el especialista el que juzgue cual es el tratamiento más óptimo para cada caso concreto.

2.- CONSEJOS PARA EVITAR QUE APAREZCAN CARIES

Por último, nunca está de más repasar unos consejillos para evitar la aparición de caries en los más peques.

  • Cepillarse los dientes después de cada comida, y sobre todo, no nos podemos olvidar hacerlo después de la cena.
  • Cepillar los dientes durante 2 minutos.
  • El uso del hilo dental para eliminar el sarro y los restos de alimentos entre los dientes.
  • Supervisión de los padres a la hora del cepillado para comprobar que se realiza correctamente.
  • Limitar la cantidad de dulces y bebidas con azúcar, como gaseosas y zumos.
  • Acudir a las revisiones dentales estipuladas por tu profesional de confianza (2 veces al año aproximadamente).