La halitosis

La Halitosis

1.    ¿Qué es la halitosis?

La HALITOSIS, es comúnmente conocida como MAL ALIENTO, y concretamente es el mal olor que emana de la boca de una persona.

La halitosis en un olor persistente que no desaparece con el cepillado ni con enjuagues bucales.

La halitosis

La halitosis puede llegar a desembocar en problemas psicológicos, ya que es un tipo de afección muy incómoda y molesta, que puede llevar a las personas a desarrollar problemas en su entorno social o y familiar.

2.    ¿Por qué se produce?

La causa más común para que se produzca halitosis viene derivada de problemas bucales, pero también hay otro tipo de motivos como los que provienen de malos hábitos en la nutrición o de determinadas afecciones médicas.

–          PROBLEMAS BUCALES: acumulación bacteriana en la boca o dientes, restos de comida en encías o lengua, enfermedades periodontales, caries o problemas con los hábitos de higiene diarios.

 –          PROBLEMAS DE NUTRICIÓN: derivados del exceso de consumo de ciertos alimentos con alto contenido de proteínas, o bajos de carbohidratos, exceso de azúcares, o determinados alimentos y bebidas como ajo, cebolla, especias, café o alcohol.

–          AFECCIONES MÉDICAS: es la causa menos frecuente, aunque también se dan casos de halitosis derivadas de enfermedades pulmonares, algunos cánceres, problemas sanguíneos, enfermedades renales, diabetes o sinusitis.

3.    ¿Cómo podemos evitar la halitosis?

La base principal es mantener una buena y correcta higiene bucodental: cepillado de los dientes después de cada comida y antes de ir a dormir, uso de hilo dental y la limpieza regular de la lengua.

Otras recomendaciones son:

  • Evitar comidas como las mencionadas anteriormente: ajo, cebolla, condimentos fuertes, grasa, etc y bebidas como café o alcohol.
  • En el caso de fumar, dejar este hábito.
  • Beber mucha agua.
  • Intentar respirar siempre por la nariz.
  • Acudir a las revisiones periódicas con el dentista.

4.    Tratamientos contra la halitosis o el mal aliento

Cuando a pesar de todo lo anterior, los problemas de halitosis continúan, sería el momento de iniciar otro tipo de tratamiento para evitar que persista el problema.

En función de cual sea la causa, el especialista determinará cual es el tratamiento más indicado para cada persona.