Sensibilidad dental

La sensibilidad dental.

¿Qué es la sensibilidad dental?

La sensibilidad dental es un dolor breve pero muy agudo que se sufre cuando los dientes entran en contacto con un estímulo externo:

  • Bebidas o alimentos muy calientes o fríos.
  • Sustancias dulces o ácidas.
  • Otros: cepillos de dientes.

Es una de las patologías más comunes en odontología, y aunque parezca que es más frecuente en la etapa adulta, puede presentarse a cualquier edad.

Sensibilidad dental

¿Cuáles son los síntomas de que podemos estar sufriendo sensibilidad dental?

Podemos detectar que estamos sufriendo sensibilidad dental si nuestros dientes sufren:

  • Reacción ante la ingesta de bebida o comida fría, caliente, dulce o ácida.
  • Dolor intenso
  • Dolor breve.
  • En una zona muy localizada.

¿Cuáles son las causas de la aparición de la sensibilidad dental?

Entre las causas más comunes para que aparezca la sensibilidad dental, destacamos los siguientes:

  • Higiene bucal deficiente.

Una mala higiene bucal permite la aparición y acumulación de placa bacteriana, lo que incide directamente sobre el esmalte y cemento que recubre nuestros dientes, dejándolos más expuestos a los estímulos externos.

Si además, solemos cepillar nuestros dientes justo antes o después de haber ingerido comidas y bebidas ácidas, el desgaste del esmalte y del cemento puede ser mayor.

  • Dietas y bebidas ácidas 

Hay ciertas clases de alimentos como los cítricos, refrescos, que si son consumidos habitualmente, debido a su composición ácida contribuyen a la erosión y descalcificación del esmalte y del cemento que recubre los dientes.

  • Tratamientos odontológicos:

Hay determinados tratamientos odontológicos (empastes, blanqueamientos, ortodoncia) que pueden favorecer que aparezca sensibilidad dental, aunque suele ser momentánea y pasajera.

  • Enfermedades dentales:

Caries, dientes rotos o astillados, empastes desgastados, encías retraídas, esmalte dental desgastado o bruxismo son enfermedades dentales que si no se tratan a tiempo, pueden contribuir no solo a la aparición, sino a la acentuación de la sensibilidad dental.

Por otra parte, la sensibilidad dental también puede ser un primer aviso de que se está sufriendo alguna de estas patologías.

  • Enfermedades generales 

Las enfermedades generales como úlcera gástrica, anorexia y bulimia al provocar la mayor aparición de ácidos en boca producen una mayor erosión dental que puede derivar en sensibilidad dental. 

¿Cómo evitar la sensibilidad en los dientes?

Recomendaciones para prevenir y evitar que aparezca.

  • Establece buenos hábitos alimenticios

Evitar el consumo de comidas y bebidas ácidas que puedan desgastar el esmalte de tus dientes: cítricos, refrescos, vinagres, vino…

En caso de ingerirlas, no cepillar los dientes inmediatamente después de haberlas consumido.

  • Evitar los malos hábitos para nuestra salud bucal.

Malos hábitos como morder hielo, cortar cosas con los dientes, apretar demasiado fuerte a la hora del cepillado….

Puedes consultar más información sobre estos hábitos aquí:

https://correadental.es/malos-habitos-para-nuestra-salud-bucal/

  • Establecer correctas rutinas diarias de salud bucal

Además de cepillar los dientes después de cada comida, el cepillado debe ser suave: puedes preguntar a tu dentista cuales son las técnicas que más te convienen y que tipo de cepillos y productos son los más adecuados para evitar la aparición de la sensibilidad dental.

Sensibilidad dental
  • Acude a tu odontólogo

Si estás empezando a notar síntomas de que puedes estar sufriendo esta patología, es probable que por ti mismo, no puedas determinar la causa que te está produciendo esa sensibilidad dental.

Acudiendo a tu clínica dental, buscarán el origen, analizarán las causas y pondrán el tratamiento adecuado para que no vaya a más y no derive en otras enfermedades relacionadas con la salud bucal.